Girasol "Bastion Sol" el aceite ideal!!

Nuestro aceite de girasol "Bastion Sol" más de 120 años en la Hostelería Segoviana y Abulense. Bastión Sol, nació igual que nuestro aceite de oliva "Los Arcos" a los pies de el Acueducto, que más tarde se empezó a envasar en el almacén de Claudio Moreno en el Pol. Ind. "El Cerro".

Aceite refinado de Girasol "Bastion Sol"


Aceite de Girasol Bastion Sol:

Aceite refinado de Girasol.

 

Fuente de grasas insaturadas cardiosaludables. Potente antioxidante y con vitamina E.

 

El aceite de girasol le obtenemos de las semilla o "pipa" del girasol Helianthus Annus. Es muy importante mantener la pipa en condiciones correctas para evitar sabores y colores indeseados.

 

 

El siguiente paso es la trituración de la "pipa". Al triturarlo rompemos las células y obtener el aceite. Más tarde lo refinamos, eliminando los ácidos grasos libres. El proceso de refinado se realiza para suavizar el sabor y disminuir el grado de acidez. El grado de acidez del aceite de girasol tiene que ser muy bajo, máximo es de 0,2º. En el caso del Girasol el grado de acidez tampoco es detectado organolépticamente hay que hacer un estudio en laboratorio para comprobar los ácidos grasos libres. El aceite de girasol contiene entre un 15% y 20% de ácido oléico.

 


Aceite de Girasol Alto Oleico Bastion Sol:

Aceite de Girasol Alto Oleico.

 

Se elabora de la misma forma que el girasol, pero el mensaje "ALTO OLEICO" nos indica que tiene una proporcion de ácido oleico entre el 70 y 80%. En el aceite de oliva el ácido oleico se presenta una proporción muy similar. Este tipo de aceite de girasol "ALTO OLEICO" se obtiene de semillas de variedades especiales, ricas en ácido oleico y representa una oferta interesante por su valor nutrición y precio.

 

El ácido oléico es un tipo de grasa monoinsaturada característica del aceite del oliva, aceitunas, aguacate. El ácido oleico presenta una acción beneficiosa para nuestro corazón y vasos sanguíneos, ya que aumenta el llamado "colesterol bueno" y contribuye reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Este aceite es el más adecuado para freír,ya que aguantan mejor las temperaturas entre 180 y 200ºC, es un aceite más estable y se descompone más lentamente. Impregna menos grasa al frito y le aporta limpieza y además es menos calórico.